Se acuerda el fondo de rescate de la Unión Europea

Luego de 4 jornadas intensas con más de 90 horas de debate por fin se acuerda el fondo de rescate de la Unión Europea.

Las 4 maratónicas jornadas de posiciones encontradas, la intransigencia de los frugales con Holanda a la cabeza han dejado, más que bueno, un sabor amargo.

Se acuerda el fondo de rescate de la Unión Europea con menos de lo esperado

No obstante el paquete financiero suma 750.000 millones del plan de recuperación más 1,074 billones para los presupuestos de los próximos siete años.

Se impusieron las condiciones exigidas por los frugales pero sobre el amanecer del día 21 de julio, alrededor de las 5:30 horas, se llegó al trascendental acuerdo.

La canciller Ángela Merkel estuvo muy activa y en ocasiones explotó al igual que el presidente Francés Macrón pero al final se permitió que las aguas tomaran su nivel.

Como consecuencia de las demoras y las tensiones en los mercados el Euro experimentó una ligera caída pero ya comienza a recuperarse y puede alcanzar máximos muy notables.

Las bolsas europeas han comenzado a moverse en positivo y los gobiernos del sur, como España e Italia, los más golpeados por la pandemia, toman un respiro y tranquilizan a sus pueblos.

El plan de rescate europeo luego del acuerdo del martes 21 de julio

Choque de codos entre el primer ministro holandés Mark Rutte y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel,
© Image LaVanguardia.com Choque de codos entre el primer ministro holandés Mark Rutte y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ante la atenta mirada de Merkel

El plan supone 390.000 millones de euros en transferencias, ayudas directas que no hay que devolver, que forman el núcleo central de esta iniciativa, porque son los que permitirán a países como España, fuertemente endeudados, poder reactivar su economía.

A estas transferencias se les unirán 360.000 millones más en forma de créditos, con los que se cuadra el paquete de 750.000, aunque con un reparto distinto del que se planteó inicialmente.

Esas ayudas están condicionadas y serán supervisadas para que se asegure su buen destino hacia la transformación de la economía. Esperemos ver ladrones caer tras las rejas por muchos años si todo funciona como debe.

Las políticas de empleo han de cambiar y ser fomentadas fundamentalmente por los estados para garantizar trabajo para todos según sus capacidades y que obtengan según su trabajo.

A estas alturas la economía de mercado tendrá que marcar nuevas pautas para evitar la especulación con los precios amparados por la ley de la oferta y la demanda.

Ley que puede ir en contra de la economía cuando los especuladores manipulan los precios de forma artificial creando necesidades donde no las hay y excesos innecesarios.

Al final, habrá las ayudas directas que no querían Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria, pero serán menos y más condicionadas.

Al mismo tiempo, los frugales consiguen compensaciones vía un aumento de los retornos que recibirán de los presupuestos de la UE.

Más de 50.000 millones que se repartirán entre Alemania, que se lleva la parte del león de estos cheques, seguida por Holanda, Suecia, Austria, y Dinamarca entre 2021-2027.

Parte del escrito ha sido tomado de un artículo publicado en La Vanguardia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.