Evitar la Viruela del Mono se puede con estos consejos

Para evitar la Viruela del Mono debemos ante todo, estar atentos a las informaciones que estamos recibiendo por parte de las autoridades sanitarias.

La Viruela del mono no es más que la misma enfermedad de la viruela humana pero que es causada por ciertos animales.

El virus que provoca la viruela del mono es de la misma familia que el de la viruela humana: se trata de un Ortopoxvirus.

A pesar de su nombre no es el mono su reservorio, sino ciertos roedores y pequeños mamíferos que viven en las selvas tropicales de África.

En la actualidad se ha visto que la enfermedad se ha producido mayormente en varones adultos que tienen relaciones sexuales con otros hombres. Esto no quiere decir ni mucho menos que esta es la vía de transmisión de la viruela del mono.

Qué se puede hacer para evitar la Viruela del mono. Situación epidemiológica actual.

La viruela es una enfermedad que prácticamente desapareció del panorama mundial gracias a la vacuna antivariólica humana, por lo que se descontinuó la vacunación.

No obstante en el continente africano han ocurrido brotes cada vez más frecuentes y amplios de la viruela del mono, incluso alguna que otra epidemia, lo cual se supone que se debe al cese de la vacunación.

También en EEUU y Reino Unido se han observado dos brotes de escasa magnitud en la primera década de este milenio.

La viruela del mono se parece mucho a la enfermedad causada por el virus de la viruela pero se presenta de modo más leve.

En la actualidad, año 2022, se están reportando casos de esta enfermedad en numerosos países, fundamentalmente España, Estados Unidos y Reino Unido.

El número de casos ha ido en aumento y aunque la letalidad es muy baja, está en el punto de mira de la comunidad científica internacional.

OMS

La OMS ha decretado a partir del 24 de Julio el Estado de Emergencia Sanitaria debido al incremento del número de casos.

Forma de transmisión de la Viruela del mono.

Esta enfermedad se transmite a través de los fluidos corporales y las secreciones de las lesiones entre animales.

Para que entre humanos ocurra el contagio con este virus, es necesario el contacto muy cercano y prolongado entre individuos, que se contaminarían con grandes gotas de saliva cargadas del virus, la secreción de las lesiones u objetos contaminados.

El virus entraría al cuerpo a través de heridas en la piel, vías respiratorias y mucosas.

Después del contagio se sucede el periodo de incubación, que se mantiene en un rango entre los 5 y los 21 días.

A partir del momento en que surgen los primeros síntomas dentro de ese periodo, estamos en presencia del periodo de invasión, que dura hasta 5 días, y en el que se presenta la fiebre, dolores de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor lumbar.

El periodo de erupción cutánea en la viruela del mono aparece hasta 3 días después de que se presenta la fiebre, afectando primero la cara y extendiéndose después al resto del cuerpo.

La cara, las manos(palmas), los pies (plantas), la mucosa oral y los genitales son los más afectados en ese orden y con diferencia.

Qué se puede hacer para evitar esta enfermedad.

Para evitar la Viruela del mono está indicada la cuarentena para los casos sintomáticos, de esta manera no podrían estar en contacto con personas sanas.

Los contactos de enfermos con Viruela del mono, deberán vigilar la aparición de síntomas y tomar la temperatura corporal durante 21 días.

También será necesario disminuir o evitar los contactos sociales estrechos.

Se ha sugerido la utilización de mascarillas por parte del personal de salud, de los convivientes de casos confirmados y de los enfermos si tienen que, por alguna razón, salir de su aislamiento.

Ante la posibilidad de que el virus de la viruela del mono se esté manifestando de forma diferente a la antiguamente conocida, hay que estar alertas.

Probablemente la variante que está circulando y provocando los casos en la actualidad, puedan provocar contagios de manera más fácil.

Esto se está investigando debido a que se ha observado la presencia del virus en los aerosoles o pequeñas gotitas de saliva, orina, heces y semen.

Este artículo está sujeto a cambios y actualizaciones dado que ha sido escrito con los datos que hasta el momento se van presentando a la par que evoluciona la situación sanitaria internacional respecto a este virus.

Deja un comentario