huevos frescos con sabor a trufa y queso

Huevos frescos con sabor a trufa y queso

La forma de obtener Huevos frescos con sabor a trufa y queso o jamón lo tiene una startup española de nombre comercial Koroko. Es el primero que lo hace en el mundo.

En realidad no he encontrado la información oficial de cómo es que lo hace pero todo parece indicar que no es tan complicado.

Cómo obtener huevos frescos con sabor a trufa y queso

Cualquier cosa que le dé de comer a sus animales de corral puede influir en el gusto de su carne, leche o huevos.

¿Nunca ha consumido huevos con un acentuado sabor a pescado? Pues yo si. Cuando se pasa en las formulaciones de los piensos o le administra el inadecuado a sus ponedoras pasa eso.

huevos de gallinas camperas con sabor a queso azul

Los huevos adquieren el sabor del componente del pienso, de aquel con mayores propiedades de transmitir el sabor.

Para obtener huevos frescos con sabor a trufas tiene que proporcionar trufa molida a sus gallinas ponedoras. Algunas hierbas aromáticas como el tomillo también saborizan los huevos.

El asunto está en no exceder los límites para para no dañar la salud de las gallinas ponedoras. Y es en ello donde radica el secreto pero no en todo.

Dar sabor de forma natural a los huevos de las gallinas

En Koroto obtienen huevos saborizados a partir de alimentación ecológica, nada de aditivos sintéticos según dicen.

No es como dar sabor a una rica pizza de queso con caballas, los huevos frescos con sabor a queso azul es una innovación.

rica pizza de queso

Y caro que debe ser obtener huevos frescos con gusto a queso porque para que sean ecológicos hasta la vaca que da el queso su alimentación lo debe ser.

Entonces parece que suministran un concentrado de queso a las gallinas camperas ponedoras.

¿Cuál es el secreto de dar sabor a queso y trufas a huevos frescos?

Ni aditivos naturales ni químicos en piensos, la idea es ancestral pero convertida en negocio.

Una idea tremenda que partió de Cayetano Belso en un proyecto final de grado. Se basó en la forma que tenía su madre para dar sabor a trufas a los huevos.

El proceso era muy sencillo, ella metía los huevos en tarros herméticos con la trufa negra y, gracias a la porosidad de la cáscara, conseguía que se impregnaran de sabor.

Cuando se usan esos huevos para cocinar éstos tienen el sabor característico de la trufa.

Pues si gusta de huevos saborizados de forma natural ya sabe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.