la obsolescencia programada en seres humanos

Obsolescencia programada y expectativa de vida al nacer

La primera obsolescencia programada de la que se tenga conocimiento es, según mi punto de vista, la de los seres vivos.

Este término que se ha hecho rutinario en la era contemporánea al referirse a los equipos electrónicos o eléctricos, no es sino el equivalente a la expectativa de vida al nacer en caso del ser humano.

Aunque antes nunca se usó aplicado al hombre como especie, si analizamos un poco su concepto queda evidenciado.

Obsolescencia programada y expectativa de vida al nacer: dos términos equivalentes

Desde que el ser humano nace se sabe, aproximadamente, cuántos años va a vivir.

El hombre antiguo tenía una expectativa de vida de, como mucho, 20 años.

Este indicador a lo largo de los años ha ido en ascenso.

Esto ha ocurrido gracias a la técnica aplicada a la medicina y al descubrimiento de tratamientos específicos que prolongan la vida al controlar enfermedades crónicas no transmisibles, aquellas que más afectan al adulto mayor.

Fue a partir de la década del ’60 cuando el incremento en años de la expectativa de vida al nacer ha crecido ostensiblemente.

Si ahora al salir un equipo de la fábrica, digamos un TV QLED, sabemos que su vida útil será de aproximadamente 60 mil horas, al nacer un ser humano en países donde los servicios de salud están garantizados, estaremos hablando de aproximadamente 74 años de esperanza de vida.

Porqué no decir entonces que el ser humano tiene una obsolescencia programada de 74 años, amén de el estilo de vida que lleve, la región geográfica donde habita, los servicios médicos, el sistema social, las costumbres y cultura, en fin.

Por el contrario con los equipos electrónicos ha sucedido lo contrario.

Esto se debe a que el hombre en su infinita avaricia, decidió que estos equipos no debía tener una vida larga pues esto conspira contra el consumo.

Mientras más consumo, más dinero va a parar a los grandes consorcios y compañías.

Entonces se limitó el tiempo de durabilidad de los equipos que usamos a diario, o sea, en lugar de incrementarse el tiempo de vida útil, disminuyó.

Llegó así a la tecnología, el término de obsolescencia programada.

Podrá parecer una tontería pero me pareció interesante la comparación, o no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.