La Enfermedad del legionario o legionelosis en España

La Enfermedad del legionario o Legionelosis es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria que vive en medio acuático.

Se le ha llamado Enfermedad del legionario porque fue descrita después de un brote que afectó a una legión del ejército norteamericano en 1976, en Nueva York.

Hasta ese momento la bacteria Legionela no era conocida. Aunque xisten varios tipos, la legionela neumófila es la causante del 90% de los casos.

La Enfermedad del legionario o legionelosis es un cuadro clínico caracterizado por neumonía atípica que se presenta fundamentalmente en los meses de verano y comienzos del otoño.

el agua es fuente de trasmisión La Enfermedad del legionario
Cómo se transmite la Legionela

Esta enfermedad es causada por los aerosoles que se dispersan en el ambiente provenientes de las torres de refrigeración, fuentes, Jacuzzi o SPA, atomizadores de las tiendas de comida, entre otros.

La Enfermedad del legionario en la actualidad.

La Legionela se reproduce dentro de los sistemas de agua y es relativamente resistente a los niveles de cloro del agua potable.

El desarrollo de los sistemas urbanos de almacenamiento de agua y generación de aerosoles ha incrementado su transmisión.

En un rango de temperatura de entre 20 y 50 grados Celsius, la legionela crece y se multiplica a mucha velocidad.

No existe evidencia de transmisión entre personas, ni a través del sistema de aire acondicionado de los autos o unidades domésticas.

La Enfermedad del legionario o legionelosis afecta mayormente a hombres mayores de 45 años, fumadores o aquellas que presentan enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer, el SIDA y quienes reciban tratamiento inmunosupresor.

Existen ahora, agosto del 2022, en España, Extremadura, provincia Cáceres, una decena de casos con la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de esta enfermedad?

La bacteria legionella neumófila puede producir dos cuadros clínicos diferentes.

  • La Fiebre de Pontiac, caracterizada por fiebre y síntomas generales, tiene un curso benigno y suele durar entre 2 y 5 días. No conlleva tratamiento.
  • La Enfermedad del legionario, cuya característica fundamental es una neumonía atípica. Se observa fiebre muy elevada, tos seca o húmeda, dolores musculares, de cabeza, cansancio y en ocasiones diarreas. Debe ser tratada con antibióticos.

La infección, en ambos casos, se adquiere al aspirar los aerosoles cargados de bacterias.

En el caso de la Enfermedad del legionario se necesita tomar antibióticos. La eritromicina y el levofloxacino son los de elección , asociándolos con rifampicina en los casos más graves.

Prevención de la legionelosis

Dado que la bacteria causante de esta patología crece en medios cálidos, se debe prestar atención al agua de las tuberías sanitarias, especialmente del agua caliente.

Se examinarán las aguas para mantener bajo control el número de colonias de bacterias de manera que no se conviertan en un problema de salud.

El tratamiento con altas dosis de cloro es efectivo pues son vulnerables a ello.

Se debe realizar el mantenimiento recomendado de las torres de refrigeración.

Habrá que tener en cuenta que el hierro estimula su crecimiento, por lo que se ha de prestar atención al óxido de las alcachofas y las tuberías del agua. Será preferible el uso de duchas plásticas.

En caso de surgir casos o ante una epidemia, los investigadores de los departamentos de sanidad tratarán de identificar la fuente de la enfermedad, harán recomendaciones adecuadas de prevención y tomarán medidas de control, como la descontaminación de la fuente de agua.

Deja un comentario