Club de París negocia moratoria para Cuba

El Club de París negocia moratoria para Cuba sobre sus obligaciones de deuda y desafían así, esos países ricos, a Trump y su política criminal contra el pueblo cubano.

Washington no puede vetar la medida, porque su aprobación no requiere el consenso de los 22 miembros del club, según Bloomberg.

El Club de París negocia moratoria para Cuba y su deuda aproximada de 5.200 millones de dólares

Los países acreedores del Club de París, la asociación financiera informal que integra a los líderes económicos mundiales, están cerca de aprobar una moratoria sobre las obligaciones de deuda de Cuba para este año, una decisión que desafía la estrategia de la Administración Trump, que intenta cortar cualquier alivio financiero al Gobierno cubano.

Según informó Bloomberg este viernes, citando tres fuentes anónimas familiarizadas con las negociaciones, la suspensión del pago de la deuda cubana, que vence a finales de este mes de octubre, tiene como objetivo evitar una mayor presión económica sobre la nación caribeña, que está sufriendo las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

¿Cuánto debe Cuba?

Las fuentes no especificaron el monto total del alivio acordado por los acreedores del club, ni la duración de la moratoria, pero en diciembre de 2019 el Gobierno adeudaba aproximadamente 5.200 millones de dólares, indicó Bloomberg.

Anteriormente, algunos medios reportaron que las principales economías habrían ofrecido a La Habana un aplazamiento hasta la primavera de 2021 para negociar la esquema de futuros pagos, un año menos de lo que había solicitado la nación insular a principios de año.

El canciller de Cuba condena las nuevas sanciones de EE.UU.: “Dañan al pueblo y los lazos de las familias en ambas naciones”

Este miércoles, el Club de París y los líderes financieros del G20 anunciaron una extensión por seis meses de de la moratoria sobre la deuda de los países más pobres para apoyar su lucha contra la pandemia. Cuba, sin embargo, no está incluida en esta medida de alivio.

En cuanto a las negociaciones en el seno del club, las fuentes afirmaron que las conversaciones se realizan por separado entre Cuba y un grupo de 14 acreedores, entre ellos Canadá, España, Japón y Reino Unido.

EE.UU. está en contra de la extensión de la deuda de su antiguo enemigo de la Guerra Fría, pero no tiene la capacidad de veto, ya que su aprobación no requiere el consenso de los 22 miembros.

Ya corto de fondos, el Gobierno cubano firmó el acuerdo con sus acreedores del Club de París —sin la participación EE.UU.— en 2015. El acuerdo condonó 8.500 millones de dólares de la deuda externa de 11.100 millones que Cuba incumplió en 1986, más los cargos. Las obligaciones restantes se reestructuraron en cuotas anuales que la isla tendrá que pagar hasta 2033.

La presión de Washington no hará mella en esas negociaciones porque están seguros que Trump se va

El pasado mes de septiembre, el presidente Donald Trump anunció su intención de sancionar a los turistas estadounidenses que se hospeden en propiedades del Gobierno cubano durante su visita a la isla.

Las grandes opciones para que Biden salga como el nuevo presidente de los USA hacen que las políticas hacia Cuba se enfoquen de otra manera.

Además, EE.UU. incluyó en la “Lista de Restricciones a Cuba” a la empresa cubana de remesas American International Services (AIS), una medida duramente condenada por las autoridades de la nación caribeña.

Estas nuevas maniobras se suman a una larga lista de medidas de presión aplicadas contra el Gobierno cubano por la Administración Trump, que intenta deshacer el acercamiento con La Habana emprendido por su predecesor, Barack Obama.

Las sanciones estadounidenses comenzaron a arreciar sobre todo a lo largo de 2019, después de que Cuba hiciera explícito su apoyo al presidente venezolano, Nicolás Maduro, tras la fallida autoproclamación de Juan Guaidó.

Escrito tomado de RT.